lunes, diciembre 22, 2008

*



A quien debo yo el deleite que salta
y aviva mis sentidos cuando despertamos
y el ritmo que gobierna el reposo de nuestro dormir,
el respirar al unísono

de amantes cuyos cuerpos huelen el uno al otro
que piensan los mismos pensamientos sin necesidad de
lenguaje
y balbucean el mismo lenguaje sin necesidad de significado.

Ningún maligno viento invernal congelará
ningún torvo sol tropical marchitará
las rosas de la rosaleda que es nuestra y sólo nuestra

pero esta dedicatoria es para que la lean los demás:
éstas son palabras privadas que te dirijo en público.

T.S. Eliot - Una dedicatoria a mi mujer -




Imagen: Henri Cartier-Bresson

3 Comentarios:

Blogger axolotl dijo...

8/

9:41 p. m.  
Blogger zarina kelly dijo...

escribime desde el sur del sur...
subí una foto
te extraño

10:11 a. m.  
Blogger Pau dijo...

Llegué acá buscando leer a Cortázar en una madrugada en la que lo necesito, y me encontré con un espacio genial.
Ya van a mis links o a esas cosas que me avisan cuándo postean.

Hace casi un año leí Rayuela y me pasaron tantas cosas al leerlo que no puedo evitar lloriquear cuando lo releo, ahora que estoy en otro momento de mi vida y no veo a sus palabras de la misma forma.
Qué feo hablar de mí, me voy. Felicitaciones por el blog, es genial.

4:04 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal